top of page

Walter Mehrer L - 7 Posturas de yoga para abrir los chakras




Puedes abrir chakras conscientemente a través de asanas de Yoga como las que te presentamos. Una específica para cada chakra.


Según la Tradición del Yoga, hay algunas posturas que son especialmente buenas para alinear esos puntos energéticos que se encuentran en la columna. Hay varias para cada uno de esos puntos y en WideMat hemos elegido 7 en total.


Aquellas posturas que veas que se hacen hacia un lado, repítelas hacia el otro, intentando encontrar el equilibrio.


Para abrir chakras te recomiendo hacer estas posturas en este orden, desde el que se sitúa más abajo hasta el de la Corona. Date cuenta de que están bien ordenados, empezando esta sesión sentada/o, después nos ponemos de rodillas y luego toca la postura final, una inversión. Es la que más concentración requiere, por lo que es normal que vaya al final de la sesión.


Raíz – Navasana

Para activar el Muladhara te recomiendo hacer la Navasana o Postura del Barco. Muladhara se podría localizar en la parte más baja del tronco.


– Apoya las plantas de los pies formando más o menos un ángulo de 90º entre fémur y tibia.


– Lleva las manos a los lados y atrás, apoyándolas firmemente.


– Ahora hay que levantar los pies a la vez que te echas hacia atrás. Ve subiendo las piernas hasta que tibia y peroné estén en posición horizontal.


– Cuando veas que guardas bien el equilibrio, deja de apoyarte con las manos. Hazlo despacio. Si haces movimientos bruscos, perderás el equilibrio característico de esta postura de Yoga.


– Ve levantando los brazos hasta llegar a alinearlos con la tibia y peroné (que dijimos que estaban en horizontal).


– Mantén la postura durante 10 segundos y hazla 3 veces, con descansos entre medias si los necesitas.


Si te cuesta mucho hacer esta asana, no pasa nada. Sigue intentándolo, y si no, puedes hacer una versión más fácil.

Sacral/Genital – Svadisthana – Cara de Vaca

Para equilibrar el chakra Svadisthana puedes hacer la Cara de Vaca, entre otras posturas. También en esta empezamos sentados en Dandasana.


– Vuelve a Dandasana. Dobla las piernas y apoya la izquierda en su parte exterior. Aproxima el pie al muslo derecho, por fuera, y pasa la pierna derecha, también doblada, por encima de la izquierda. Los talones tienen que estar cerca de los muslos y las rodillas perfectamente centradas.


– Lleva los dedos de la mano derecha a las cervicales. Déjalas ahí y sube el codo al máximo.


– Ve bajando con los dedos a lo largo de la columna todo lo que tu flexibilidad te permita.


– Toca la parte baja de la espalda con el dorso de la mano izquierda. Ahora súbela hasta llegar a tocar los dedos de la mano derecha.


– Agarra las manos con los dedos. Cuanta más parte de los dedos esté en contacto, mejor. Si solo llegas a tocar con las puntas, no pasa nada, mejorarás con la práctica. Y en el caso de que tampoco llegues con las puntas, prueba a usar una correa de las que usamos en Yoga.


– Mantén la posición durante un ciclo de respiración 5-10-10 (inspirar-aguantar-exhalar). Si te ves bien, antes de repetir hacia el otro lado haz otra vez la Cara de Vaca.

Plexo Solar – Postura de la Vaca y del Gato

Según la Tradición del Yoga el Plexo Solar (Manipura) se encuentra más o menos a la altura donde empieza el esternón, pero en la parte de atrás. Podrás abrir este punto energético alternando entre la Vaca y el Gato.


– Empezamos desde la posición cuadrúpeda (de rodillas, con los brazos estirados y apoyados en la WideMat, muñecas justo debajo de los hombros y las rodillas debajo de la cadera)


– Sube la cadera y la cabeza al tiempo que bajas el estómago (Postura de la Vaca). Aguanta 5 segundos.


– Arquea la espalda bajando la cabeza y estira los brazos todo lo que puedas. Es justo lo contrario al movimiento que hacemos en la Vaca. ¿Alguna vez has visto un gato en estado de alarma, estirado y con la columna arqueada? Ya sabes porque esta asana se llama Postura del Gato.


– Ve alternando entre una y otra, permaneciendo 5 segundos en cada una. Haz 10 repeticiones más o menos.


Corazón – Ustrasana o Camello

Es muy importante que este punto (Anahata) esté equilibrado porque, de hecho, se llama el Punto de Equilibrio al estar entre los dos Triángulos (superior e inferior).


Al hacer la Ustrasana acuérdate de sacar mucho el pecho hacia arriba y hacia delante.


– Desde la posición anterior, todavía de rodillas, levanta la parte de arriba del cuerpo. Junta las piernas (en la anterior estaban separadas por la anchura de tus caderas). Estira la espalda.


– Pon las manos entre la espalda y los glúteos y empuja hacia delante, sacando la cadera. Saca pecho, arqueando la espalda hacia atrás. Echa también hacia atrás los hombros y la cabeza.


– Apoya las manos en los talones.


– Aguanta durante 5 segundos. Después sal de la postura, estira la espalda y repite 3 veces.

Garganta – Rueda

Puedes limpiar este punto (Vishuddha) haciendo la Rueda. Cuando lo hagas, echa hacia atrás la cabeza, notando en la zona de la garganta cómo se estiran los músculos.


– Túmbate en Savasana. Respira hondo.


– Dobla las rodillas y apoya los pies lo más cerca de los glúteos, casi tocándolos con los talones.


– Apoya las manos en la WideMat, justo encima de los hombros y con los dedos señalando hacia ellos. Cunado hayas cogido bien la postura, levanta la cadera con la espalda recta, con el impulso de las piernas.


– Luego impúlsate con los brazos. Arquea la espalda levantando el pecho todo lo que puedas y baja la cabeza. Este punto es muy importante sobre todo teniendo en cuenta que hacemos la asana para abrir el chakra de la garganta.


– Aguanta entre 5 y 10 segundos haciendo la Rueda y baja. Repite alguna vez el ejercicio.

Tercer ojo – Balasana o Niño

Si quieres abrir el chakra del Tercer Ojo (Ajna), prueba la Postura del Niño o Balasana. En ella estás con la frente (donde según los maestros se sitúa este punto).


– Vuelve a ponerte de rodillas, con las piernas pegadas, erguida/o, mirando al horizonte.


– Relájate cerrando los ojos y moviendo el cuello en círculos.


– Todavía con la espalda recta, baja el cuerpo y apoya los glúteos en los talones.


– Baja la parte de arriba del cuerpo para apoyar la cabeza sobre la WideMat. De esta manera las piernas y el pecho estarán en contacto.


– Deja los brazos a los lados, relajados con las manos junto a los pies. También se puede hacer con los brazos estirados hacia delante para posteriormente relajarlos.


Aguanta lo que estimes necesario.

Corona – Inversión


El último de los puntos energéticos que hay que alinear. Sahasrara está en la parte más alta del cuerpo. Muchas inversiones son buenas para este punto energético porque te apoyas en el para mantener tu cuerpo.


Si todavía no sabes hacer esas posturas, tranquila/o. Puedes hacer la Savasana, que seguro que te parecerá fácil.


Como es difícil explicar este tipo de posturas en las que te sostienes sobre la cabeza, no voy a hacerlo aquí. Repito que si no puedes hacerlas, no pasa nada. Puedes hacer la Savasana.


4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page